Los fundamentos de lo fundamental

Los fundamentos de lo fundamental

¿Es hora de revivir ideas de Gómez Hurtado sobre urgencia de construir acuerdo sobre lo fundamental?

16 de junio 2019 , 10:06 p. m.

Más de dos terceras partes de la historia política de Colombia ha transcurrido bajo esquemas de gobierno con un significativo grado de participación y colaboración de fuerzas partidistas distintas a la que está en el poder. El Frente Nacional sin duda es el periodo de gobiernos de coalición más mencionado por los historiadores y analistas, pero no ha sido el primero, y esperamos que no sea el último.

En el periodo que siguió al Frente Nacional, Álvaro Gómez Hurtado planteó la tesis de que para resolver los problemas institucionales y políticos más severos del país era indispensable construir un acuerdo sobre lo fundamental, desprovisto de consideraciones de corto plazo y pequeñeces electorales. Según el líder conservador, esta era la única manera de poder diseñar e implementar las soluciones que requería el país.

¿Será que llegó la hora de revivir las ideas de Gómez Hurtado sobre la urgencia de construir un acuerdo sobre lo fundamental? La polarización que vive la nación ha traído graves consecuencias. La verdad es que el recelo, la sospecha y la intolerancia son el signo de estos tiempos. El tono y el contenido del debate público han llegado a niveles de virulencia y beligerancia de tal magnitud que hacen extremadamente difícil el diálogo. Todos los ámbitos del acontecer colectivo están hoy colonizados por un sectarismo hirsuto.

Es necesario romper esa espiral descendente de odio que –de continuar– amenaza con llevarnos a una ruptura institucional y una parálisis económica, con la correspondiente explosión de violencia, conflicto y división. No se puede olvidar que, a lo largo de nuestros doscientos años de existencia como nación independiente, entornos similares al actual han desembocado en guerras civiles, desmembramiento territorial y atraso social.

Nos imaginamos que hay a quienes, con tal de regresar y perpetuarse en el poder, les es indiferente presidir sobre un país desbaratado, otra vez sumido en la guerra. En contraste, conjeturamos que al presidente Iván Duque sí le debe importar, y mucho, que su legado no sea precisamente un país en crisis institucional, política, económica y de orden público. Ningún gobernante sensato que haya recibido un país próspero y en paz quiere entregarlo empobrecido y en guerra. Por eso, a Duque hay que darle el beneficio de la duda y tomarlo en serio cuando dice que desea hacer acuerdos sobre la forma de enfrentar los múltiples desafíos que tenemos los colombianos. La oposición debe dejar de tenerle miedo a un diálogo sustantivo con el jefe del Estado.

Hay que dejar de lado, así sea por un momento, las prevenciones y la desconfianza frente al Gobierno. Las actitudes refractarias de la oposición y del Centro Democrático ante las iniciativas gubernamentales de construir acuerdos son, de manera paradójica, combustible fresco para quienes desde la extrema derecha quieren acabar con el proceso de paz y sumirnos en una crisis constitucional. Al plantear que no se está dispuesto al diálogo, se le está haciendo el juego a la intolerancia.

Por su parte, a Duque le corresponde –si de verdad quiere acuerdos– no solo recoger la estrecha y peligrosa agenda de sus copartidarios. Además, es necesario que defina cuáles serían los fundamentos de un acuerdo sobre lo fundamental. Para empezar, debe darles a los colombianos la tranquilidad de que no comparte la intención de algunos de sus copartidarios de sepultar la Constitución de 1991.

‘Dictum’. “No dejo de preguntarme si existe otra generación que haya visto tan sorprendentes revoluciones de información y de valores como la que nos ha tocado vivir a nosotros... Todo lo que creía o me enseñaron a creer que sin duda era imposible ha ocurrido de hecho”. Winston Churchill. ‘My Early Life’: 1874-1904.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.